17 de noviembre de 2012

Montaje



Ante la realidad plena y desbordante debemos seleccionar sólo unas pocas cosas para entendernos y entender la realidad. Nuestro cerebro se ve obligado a realizar constantemente un montaje. Nada es real sino que está falsificado por nuestra individual percepción de las cosas. Somos espectadores de la película de nuestra vida en la que aparecen otros. La única película que veremos. Una película cuyo desenlace no conocemos y cuyo comienzo recordamos borroso.

No se me ocurre nada más que añadir, o sí, pero no es necesario. El silencio debe convivir con la música, la muerte con la vida.

Paz

4 comentarios:

Luis Torres dijo...

Muy bien utilizada la palabra "montaje". Montaje de una película, por ejemplo. O entendiéndolo también como referencia a la farsa: "ese programa es un montaje", por ejemplo. Montaje como supeposición de fotografías e imágenes... En el fondo, todo es un montaje.

Ainiktés dijo...

Cuando vemos y oímos chasquear los dedos creemos que imagen y sonido se producen al mismo tiempo pero lo cierto es que el sonido lo percibimos mucho antes. Nuestro cerebro lo ordena todo en la timeline y establece la sincronía.

También escuché que cuando sufres un accidente el tiempo se dilata. Simplemente el cerebro no dispone de recursos para ofrecernos un montaje adecuado.

Quien haya experimentado con drogas también tiene acceso a otros montajes alternativos de la realidad, no sé si más fieles o no.

Ricardillo® dijo...

Sigue escribiendo!!!
Te sigo desde Argentina!
Me encanta tu Blog
Eres un artista!!

(Este piropo creo que no es un montaje de mi cerebro....o eso creo..jeje...

Uno no sabe ya qué pensar....casi mejor dejar de pensar....pienses o nó, las cosas sucederán...dejemos de interpretar..las cosas SON y nosotros somos espectsdores con gafas de culo de vaso, sin ver tres en un burro, y divagando alentados por nuestros ineptos sentidos...sobre lo que realmente son 4 en un en un caballo!!!

Ricardillo®

Ainiktés dijo...

Muchas gracias por tus ánimos Ricardillo®!

¡Yo también sigo tus poemas!

Por cierto, tengo que encargarte uno para una revista que estamos publicando. A ver si a tu vuelta de Argentina tengo ocasión de comentarte las particularidades de este nuevo proyecto.