20 de agosto de 2016

Fuente del perro

Las flores del mal en Jamendo

Con motivo de la publicación de Bandas sonoras, vamos a retirar el álbum Las flores del mal de Jamendo. En total el álbum recibió unas 1.056 escuchas en los 167 días que estuvo publicado. Lo cual hace una media de 5.3 escuchas al día. Un dato bastante pobre que lo situaría cerca de álbunes como Sin ánimo de lucro (4.97) y lejos de la cabecera liderada de momento por Emisión subterránea (22) y Musarañas (21.90). Esta es la lista de los temas, escuchados y descargados:

Psyco novi..................417............45
Jazzmina.....................137............85
¿Hay alguien ahí?.......121............90
La ganga.....................113............48
Sinner blues................103............39
Sonda Cassini..............86.............25
The hallway.................79..............6

Como ya es habitual en Jamendo, el primer tema del álbum obtiene el mayor número de escuchas, aunque el más descargado haya sido ¿Hay alguien ahí? Los temas que promocionamos fueron Jazzmina y Sinner blues, en un segundo y quinto puesto, respectivamente. Si echamos un vistazo a la lista en SoundCloud, vemos que Jazzmina obtiene un primer puesto, y La ganga un segundo. 
De modo que, a la vista de estos datos, posiblemente Jazzmina sea elegida para el recopilatorio del 2016.



19 de agosto de 2016

Bandas sonoras
























¿Es la granja de playmobil? Pues no, es Bandas sonoras, los volúmenes 36 y 37 de la Orquesta Arrecife. Un total de 24 piezas de las cuales 12 alcanzarán una mayor distribución. Ha sido un álbum muy novedoso en su planteamiento, dividiéndolo en dos secciones: una sección para piano solo y otra sección para trabajos orquestales. Nunca en la producción de la Orquesta Arrecife se le había concedido tanta importancia a las piezas para piano, sin embargo los oyentes no se cansaban de demandarlas. Así pues, lo que el gran público (por decirlo de alguna manera, pues será bastante reducido) verá, será esto:






















Que es una exclusiva lista configurada por nuestra crítica especializada configurada de la forma siguiente:

1 Espejismo (vol. I)
2 Desorden (vol. I)
3 Sad clown (vol. II)
4 Marea baja (vol. II)
5 Perdido (vol. I)
6 El moscardón (vol. II)
7 Señales de humo (vol. II)
8 Índico (vol. I)
9 El parque vacío (vol. II)
10 La cápsula espacial (vol. II)
11 La palmera rosa (vol. I)
12 Champiñones (vol. I)

Lista que se publicará en Jamendo el día 22 y que esperamos alcance buenas posiciones en los charts de música libre. Será descargable, claro está, y seguramente nos reporte beneficios multimillonarios. En fin, aquí os dejamos los enlaces:

Página principal: Volumen I, Volumen II

4 de agosto de 2016

Artisteo

Estaba en una academia para artistas y todos allí eran catalanes. Catalanes y artistas, me dije, esto tiene poco futuro. Hacía mucho calor en el aula pues era verano y el sol entraba a raudales por las cristaleras. Los radiadores también estaban encendidos. Fui apagándolos de uno en uno.

Visitaba a un viejo amigo que hacía tiempo se había casado y descubría que había prosperado enormemente. Ahora poseía una gran parcela en medio del campo y estaba construyendo una especie de recinto amurallado. Albañiles con trajes regionales estaban trabajando en la edificiación de un imponente castillo de piedra en el que me adentré. Descubrí una capilla con un órgano de teclas de diferentes colores, algunas de las cuales estaban precintadas con plástico. Después de eso vi un piano público en un paseo marítimo y me puse a acompañar a un flautista. Conseguimos atraer buena cantidad de público, la mayoría gente mayor. El flautista se iba perdiendo por el paseo y yo cada vez le oía peor. Cuando la pieza acabó, abandoné el piano y me dispuse a recibir las felicitaciones y las propinas. A pesar de que la ovación del público fue calurosa, destapé una alcantarilla, el lugar donde debíamos recoger las propinas y no encontré nada. Al cabo, el flautista vino y me enseñó una brillante moneda de dos euros que había recaudado en su paseo. Pensé que era poco, naturalmente, pero también traté de buscarle un sentido positivo y reparé en que no había -al menos en la Unión Europea- moneda de más alto valor.